Siguiendo los pasos de Alemania, el Gobierno francés también ha pedido a la población que «no utilice mascarillas caseras ni aquellas de tela que filtren menos del 70% de partículas».

El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, ha anunciado que el viernes el país galo prohibirá el uso de estos dos tipos de mascarillas en el espacio público. Solo se permitirán las mascarillas quirúrgicas, las FFP2 y aquellas de tela reutilizables que filtran más del 90% de partículas.

España, de momento, no se plantea aplicar esta medida aunque los responsables sanitarios desaconsejan su uso. El uso de estas mascarillas pueden crear una «falsa sensación de seguridad», a pesar de ser menos eficaces.

Además, existe el peligro de reutilizarlas demasiadas veces, lo que reduce aún más su protección.

Expertos recomiendan utilizar la FFP2, sobre todo, en espacios cerrados sin ventilación. Estas mascarillas filtran un 94% de los aerosoles, las partículas más finas (0,6 micrometros) y que estudios recientes han demostrado que pueden contagiar el virus. Las quirúrgicas, por su parte, filtran al menos un 95% de partículas de tres micrometros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here