El actual estado de alarma, que hasta hace pocas semanas brindaba un abanico de posibilidades a las distintas CCAA, ha empequeñecido hasta tal punto de que a comunidades como Andalucía solo le quedan dos opciones por tomar.

Con la imposibilidad de decretar un confinamiento por parte autonómica y sin tan siquiera poder poner el toque de queda por debajo de las 10 de la noche (ambas propuestas trasladadas ya al Gobierno central), a la Junta de Andalucía presidida por Juanma Moreno se le agotan las opciones.

Entre las pocas alternativas a la situación actual, solo quedan dos escenarios, que muy probablemente se adopten a partir de mañana viernes. Se trataría de reducir la movilidad, o bien a nivel provincial o bien a nivel municipal. Una medida que ya se ha tomado por ejemplo en el Campo de Gibraltar y que tras más de 10 días, de momento, no muestra sensación de estar solucionando todo.

Por otro lado, la siguiente opción es cerrar comercios y hostelería. En zonas como La Línea de la Concepción, desde el pasado lunes se ha tomado esta medida, limitando la apertura de negocios a aquellos catalogados como esenciales, obligando así a cerrar la hostelería al público, además de otro tipo de comercio que no sea para comprar productos de primera necesidad.

Las medidas que mañana viernes se anunciarán, girarían con total seguridad sobre estas dos opciones, ya que el resto están agotadas y por parte del Gobierno de España, hasta el momento, han denegado cualquier opción de confinamiento o de modificación del actual estado de alarma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here