Es una opción que nadie había valorado y desde la aprobación del nuevo estado de alarma son varias las comunidades autónomas que lo han barajado, hasta el punto de que hoy lunes, el primero desde que se decretara el nuevo toque de queda impuesto por el Gobierno, Cataluña estudia imponer el confinamiento domiciliario durante los fines de semana.

El propio Govern ha confirmado que este punto está sobre la mesa, el nuevo estado de alarma lo ampara y será el propio gobierno autonómico el que lo pueda aplicar.

Esto afecta directamente a Andalucía, ya que en los últimos 15 días describe una gráfica de contagios y hospitalizaciones muy similar a la catalana, con un crecimiento exponencial que no parece tener fin.

Este nuevo tipo de confinamiento tendría excepciones de movilidad como las ya conocidas de asistencia a personas mayores, salidas de personas con algún trastorno, paseo a animales domésticos o movimientos de urgencia y primera necesidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here