La Guardia Civil ha desmantelado, en el marco de la operación CETIL, la red delictiva de ámbito internacional más activa, responsable de introducir más de 6.000 kilogramos de cocaína procedente de Sudamérica por distintos puntos del continente europeo.

La organización tenía su base de operaciones en España en Valencia y Málaga, donde el continuo cambio de residencia entre ostentosas urbanizaciones de Marbella y Benalmádena y el uso de lujosas embarcaciones acreditó el grado delincuencial de sus integrantes a la vista de su elevado nivel de vida.

De manera global, la operación se ha saldado con la aprehensión de más de 6.000 kilogramos de cocaína en distintos puertos y, en los nueve registros llevados a cabo, se han intervenido joyas de gran valor, unos 40.000 euros en efectivo, veinte terminales de telefonía encriptados y abundante documentación que vincularía a esta organización con el narcotráfico internacional a gran escala, ha informado Guardia Civil en un comunicado.

La operación se ha saldado con la detención de ocho personas de nacionalidad holandesa, siendo algunas de ellas consideradas objetivo de alto valor en el ámbito policial europeo. Del total de las detenciones, cinco se han producido en España y tres en Holanda, además de la incautación de 480 kilogramos de cocaína en el puerto de Valencia, en un contenedor marítimo procedente de Sudamérica.

A los detenidos en España se les imputan delitos Contra la Salud Pública, tráfico de drogas y pertenencia a Organización Criminal; mientras que las producidas en Holanda, las mismas vienen derivadas a raíz del cumplimiento de OIEs (Órdenes Europeas de Investigación, por sus siglas en inglés), dictadas por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here