La aprehensión se ha producido junto a la detención de un hombre español de 40 años, por su presunta responsabilidad en los delitos de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas, así como a la intervención de un arma de fuego y 94 garrafas de combustible que irían destinados a fines delictivos.

Agentes de la Policía Nacional se han incautado el pasado día 17 de julio en Benahavís de 290 kilogramos de hachís en un inmueble constituido en guardería de estupefacientes. La aprehensión de la sustancia se ha producido junto a la detención de un hombre español de 40 años, por su presunta responsabilidad en los delitos de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas, así como a la intervención de un arma de fuego y 94 garrafas de combustible que irían destinados a fines delictivos.

La aprehensión de la droga tuvo lugar tras detectarse la noche del 16 al 17 de julio de madrugada un coche que levantó las sospechas de los agentes y que fue a parar a una vivienda en una urbanización en Benahavís.

Desde el exterior del inmueble los agentes divisaron cómo se producía una maniobra extraña en torno al coche. Tras las comprobaciones oportunas los agentes identificaron al sospechoso, que resultó tener antecedentes por delitos contra la salud pública, y que, según la instrucción del caso, portaba un bulto conteniendo droga que motivó la solicitud a la autoridad judicial de autorización para la entrada y registro en el inmueble.

En el interior de la vivienda los agentes hallaron un total de 290 kilogramos de hachís distribuidos en fardos. Además fueron intervenidas 94 garrafas de combustible con capacidad para 25 litros cada una.

Gracias a la colaboración de Guías Caninos se localizó enterrada en el jardín de la casa un arma corta de fuego -calibre 635- con cargador y ocho cartuchos. De los hechos conoce al Juzgado de Instrucción 1 de Marbella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here