El Brexit, la salida formal de Reino Unido de la Unión Europea que se espera que ocurra hoy a partir de la medianoche, no implicará ningún cambio inmediato para los ciudadanos británicos que residen en la Costa del Sol, pero solo de momento.

A partir de ahora tendrán un periodo de transición de un año para regularizar su situación hasta el próximo mes de diciembre.  Si todavía no disponen del certificado de residencia pueden inscribirse como residentes extranjeros en la comisaría de policía de su ciudad, cursar la solicitud de empadronamiento o canjear el permiso de conducir, entre otros trámites.

Durante estos meses, varios ayuntamientos de la Costa del Sol han organizado campañas y charlas para informar a los residentes británicos y convencerles de los beneficios del empadronamiento. De hecho, el número de residentes británicos empadronados en la provincia de Málaga ha crecido por primera vez desde 2013.

Otro posible impacto del efecto ‘Brexit’ será la venta de inmuebles en la Costa del Sol. Según el portal inmobiliario Idealista, aunque esta zona acogió a menos compradores británicos durante los años posteriores al referéndum, con el Brexit se espera un repunte de las transacciones inmobiliarias en los próximos meses.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here